Cómo tratar mis suelos de barro

Los suelos de barro o de terracota es uno de los pavimentos más usados en las zonas de exterior. Suele ser una buena opción decorativa si se busca un estilo rústico ya que su aspecto térreo y no uniforme aporta calidez a las estancias.

Es muy común verlos en las casas de campo o en chalets, tanto en porches como alrededor de piscinas. Los suelos de barro son muy porosos y con una alta absorción de agua y de líquidos en general. Esto puede suponer un problema si no se lleva el cuidado necesario, ya que pueden aparecer manchas no deseadas, y a nadie le gustan las manchas. Además, con el tiempo, van perdiendo su aspecto natural por el hecho de no tratarlos adecuadamente. Es por esto que son necesarios algunos tratamientos específicos para cuidar tus suelos de barro.

 

Si buscas en tiendas especializadas de bricolaje y pinturas o, directamente preguntas a un especialista te hablará sobre los hidrofugantes invisibles. La característica principal de este tipo de productos es el hecho de que respetan en su totalidad el tono natural del suelo debido a que son transparentes. Son  protectores hidrófugos y oleófugos, es decir, son repelentes tanto de agua como de aceites.

Ventajas de los hidrofugantes invisibles

No se trata tan sólo de un tratamiento superficial como pueden proporcionar los remedios caseros. Los hidrofugantes los protegen, tanto desde el interior como desde el exterior, de las manchas de líquidos así como de los agentes atmosféricos que las van deteriorando

Algunas de las ventajas que tienen estos protectores son:

  • Protección interna y externa.
  • Fácil aplicación
  • Secado rápido.
  • Fácil limpieza de las superficies.

En nuestro blog os podemos recomendar dos marcas que hemos probado y funcionan muy bien para proteger este tipo de suelos, Tixol y Scalp. La marca de Tixol tiene el hidrofugante invisible, especial tanto para suelos como para paredes de barro y de piedra natural, en tan sólo 20 minutos el producto está seco al tacto. Scalp tiene varios hidrofugantes, cada uno específico para un tipo de material. Para el suelo de barro o para materiales porosos tiene el Scalp Antimanchas 07, muy eficaz y de fácil aplicación. En ambas marcas puedes elegir acabados diferentes: efecto perlado o efecto mojado.

Aunque este tipo de protectores sean muy completos también existen remedios caseros muy utilizados en estos suelos de barro. Los tratamientos caseros no son totalmente efectivos, ya que normalmente su protección es tan sólo superficial. A continuación os hablamos de uno de los remedios caseros más utilizados.

Remedios caseros vs remedios profesionales

Un remedio casero muy utilizado y conocido es el aceite de linaza. Este aceite surge de la cocción de semillas de lino y generalmente se utiliza para el cuidado y protección de la madera. Aunque como decimos, es un remedio natural muy usado también para los suelos de barro. A pesar de que sea muy común no es un remedio infalible para su cuidado, especialmente en suelos de exterior. Este tipo de suelo de exterior se ve afectado negativamente tanto por los agentes atmosféricos como por el tránsito diario.

La aplicación del aceite de linaza es muy sencilla. Se puede hacer con una brocha y una vez aplicado se elimina el exceso con un paño. Al secarse la capa de aceite se aprecia que el suelo gana brillo y su color se ve más oscuro. Pero como hemos comentado, la protección con este remedio casero no es completa, es sólo superficial. Su protección se deteriora con brevedad y si repetimos continuamente la aplicación del mismo, podemos afectar a la tonalidad natural del suelo de barro.

Está claro que los remedios caseros pueden ser una buena opción y además económica para aplicar de vez en cuando. Normalmente, como el caso del aceite de linaza son productos baratos para realizar el cuidado de tus suelos pero también tienes que saber que no tiene una acción completa. Como dice el refrán «lo barato sale caro», y es que a la larga, el uso de estos remedios puede generar problemas. Tales como cambios en la tonalidad de las baldosas y un mantenimiento incompleto por nuestra falta de experiencia. Por lo que si tus suelos sufren las inclemencias atmosféricas diarias y además han perdido su tono natural, lo que  necesitas es un producto más específico y completo.

Presume de suelos

Ya te hemos comentado varios remedios para cuidar tus suelos de barro, tanto caseros como profesionales. Os recomendamos que cuando vayáis a adquirir el tratamiento consultéis al vendedor todas vuestras dudas para estar seguros de lo que necesita vuestra superficie. Si has elegido este tipo de pavimentos por la calidez y la presencia que da a tus superficies no te la juegues y asegúrate que están bien protegidos. Tan sólo tendrás que dar un repaso cada cierto tiempo y ¡a presumir de suelos!

 

Pared manchada de moho