El estilo nórdico que buscas para tu terraza

El estilo nórdico es tendencia en decoración desde hace unos años. Se caracteriza por la presencia de colores neutros, el uso de materiales naturales como la madera y detalles decorativos llenos de elegancia. Esta tendencia decorativa la podemos usar en cualquier estancia si lo que queremos transmitir es sencillez, naturalidad, belleza, calidez…  Es ideal para aportar luminosidad y claridad a espacios interiores del hogar. Pero ¿por qué no usarla también para nuestras terrazas y balcones? ¡Sigue leyendo si quieres inspirarte con ideas para redecorar tu terraza al más puro estilo nórdico!

La naturaleza, tu principal aliada

La vida al aire libre y el contacto con la naturaleza es imprescindible para los habitantes de los países nórdicos. Por esto, siempre integran materiales naturales como suelos de madera u otros objetos en su decoración. Los materiales naturales le dan un toque de calidez y sencillez a la estancia rompiendo así con la linealidad del estilo. Un elemento natural que podemos incorporar a nuestra decoración puede ser la madera.

Las terrazas donde predomina la madera suelen verse más afectadas por el sol, viento o las lluvias, por lo que si necesitas tratar la madera de tu terraza te dejamos uno de nuestro post con la puesta a punto en 4 pasos de tu terraza.

El estilo nórdico para tu decoración será una ventaja si tu terraza no es muy grande, ya que el uso de mobiliario en la decoración nórdica es escueto. Se caracteriza por usar muebles de diseño en líneas claras, con pocos muebles en la estancia y que todos tengan un uso muy concreto y práctico. Puedes mezclar muebles de distintos materiales como el mimbre, ratán o la caña con muebles de estilo moderno. Eso sí, todos deben seguir la misma línea clara y sencilla.

Además de materiales naturales, no podemos olvidar el uso de plantas en este tipo de decoración. Las plantas son un elemento fundamental para aportar a la terraza o balcón un toque de frescura y de calma.

Colores neutros sí, pero también un sinfín de tonos de la madera natural

A estas alturas sabemos que si algo caracteriza a la decoración nórdica es el uso de colores neutros, blanco, negro o gris. Pero, como hemos comentado, podemos añadirle un toque natural y de calidez con los diferentes tonos naturales de la madera.

Además, si tienes algún mueble de madera que quieras reutilizar pero la madera ha perdido su brillo o simplemente ya no te gusta su color. Puedes utilizar el protector decorativo de maderas (Lasur) de Tixol para darle vida y poder incorporarlo a la nueva decoración.

Otro aspecto importante en este estilo son los elementos decorativos, éstos no pueden faltar, como los textiles, alfombras, macetas, jarrones… Además de aportar colorido a la estancia, ellos harán que esta sea única y le aporten comodidad y calidez. Si algo hay que tener en cuenta cuando decoramos una estancia en la que sepamos que vamos a pasar largos rato, es sobre todo que vayamos a estar cómodos y que consigamos relajarnos en ella.

Aunque los colores que se llevan en este estilo sean sobrios no hay que ser exagerados, si te gustan los colores vivos, puedes incorporar elementos decorativos con colores más llamativos. Alegrarás el ambiente incorporando cojines, alfombras o maceteros de algún color o estampado que te guste.

La iluminación, el toque final para el estilo nórdico

Por último, no podemos olvidarnos de la iluminación. Podemos aportarle al estilo nórdico un toque bohemio con elementos de iluminación como farolillos, guirnaldas de luces colgadas en la pared o portavelas de cristal de distintos tamaños para crear contrastes en la decoración. No hay nada mejor que tus días de verano acaben disfrutando de las noches frescas, relajado en tu terraza con una luz tenue y cálida.

Vamos a recapitular cuales son los elementos principales para este estilo decorativo:

  • Elementos naturales como la madera para suelos, muebles o elementos decorativos.
  • El uso de plantas, esencial para tus terrazas.
  • Colores neutros para el mobiliario pero con algún color vivo para romper con la linealidad.
  • Elementos textiles tales como alfombras o cojines, importante para darle calidez a tu terraza.
  • Iluminación mediante guirnaldas o farolillos que aporten una luz tenue y relajada a tus espacios.

Ya podemos ponernos manos a la obra con el estilo nórdico. ¡A disfrutar de tu nueva terraza!